Renueve su apariencia – ¡llámenos ahora!
México +52-33-4770-0600Gratuitamente 1-888-711-1819
Reveert Cirugía Plástica en Mexico

Testimonio de la cirugía de la Paciente de Levantamiento de Brazos- Jan - Dallas, TX

"SIMPLEMENTE AMO MIS BRAZOS NUEVOS"

Soy Jan Brand y vivo en Dallas, Texas. Este verano estuve todo el mes de agosto en Ajijic, México visitando a unas amigas. Ya que tenía dentro de mis planes viajar, decidí investigar acerca del levantamiento de brazos "braquioplastia" mientras que estaba en México. Hace 12 años ya me había realizado una cirugía facial en Dallas, por lo que busqué en Dallas dónde realizarme una cirugía y me di cuenta que el costo estaba por arriba de mi presupuesto. Después haber investigado acerca de los procedimientos de levantamiento de brazos y de muchas horas de haber aprendido qué preguntas hacer para este tipo de cirugía, empecé a visitar los sitios de varios cirujanos en el área de Guadalajara,  a 30 millas al norte de Ajijic. Había escuchado y leído acerca de asombrosos doctores y servicios médicos en Guadalajara, México. Decidí ponerme en contacto con el dr. Alejandro Enríquez de Rivera Campero en el centro médico Reveert. También investigué a dos doctores más en Guadalajara, pero inmediatamente me sentí segura cuando recibí la llamada de la coordinadora de estadounidenses del dr. Alejandro, Lori Payne. Ella estaba dispuesta a responder todas mis preguntas y más. El seguimiento fue rápido y completo cada vez que tenía más preguntas. Para entonces yo ya había decidido que realmente quería hacerme la cirugía y sentirme más segura porque había escogido al dr. Alejandro en mi primera visita de consulta.
Manejé desde Dallas hasta Ajijic,y  después manejé a Guadalajara para mi primera consulta con el dr. Alejandro y su esposa,  la dra. Nashielli T. Espinosa, quien también es cirujano plástico.

El dr. Alejandro y la dra. Nashielli me explicaron el proceso entero a profundidad y donde harían las incisiones al igual que el área de la liposucción. Estuvimos hablando por más de una hora y después se dio el tiempo de examinar mis brazos. Contestó mis preguntas, miedos y preocupaciones. Me sentí segura y en confianza con los dos doctores. Teniendo en el negocio más de 35 años, sabía que estaba haciendo la mejor decisión y estaba lista para programar la fecha de mi cirugía, además el precio era razonable, menos de lo que yo había cotizado aquí en Dallas.

Una amiga mía me dejó el día de la cirugía y después me iba a recoger para llevarme a Ajijic. Yo estaba sola, pero realmente no me sentía sola. La coordinadora estadounidense, Lori, el personal de Reveert y las enfermeras fueron muy agradables y serviciales haciéndome sentir segura. La atención hacia mí fue por parte de todos. Me sentía que estaba en buenas manos. ¡Nunca tuve malos pensamientos y siempre veía hacia adelante para la cirugía!. Pensé que ojalá el dr. Alejandro y la dra. Nashielli fueran doctores acá en Dallas. Fueron sinceros en preocuparse por mí, sentí un gran respeto profesional por los dos. Tanto el dr. Alejandro como la dra. Nashielli hablan inglés extremadamente bien, duraron aproximadamente una hora dibujando sobre mis brazos para las medidas, tomando múltiples fotos y explicándome exactamente que es lo que iban a hacer. Estaba  emocionada cuando me pregunté ¿dónde está el anestesiólogo? ¡y él dijo estoy listo!

Desperté unas horas después de la cirugía y vi las caras sonrientes de ambos doctores. Todo había salido bien, tenía una prenda de comprensión en mi pecho y en mis brazos. No tenía dolor solo sentía un poco de rigidez. La prenda de compresión de manga larga me daba soporte. Era afortunada de que no tuviera náusea o alguna enfermedad por la anestesia. Estaba lista para empezar a recuperarme. Tenía un drenador en cada brazo y lo retirarían hasta el sexto día. Mi primer consulta de seguimiento fue tres días después. Otra vez, todo iba perfectamente bien, sin N
ningún problema. Estaba lista para cuidarme sola, excepto que necesitaba ayuda para ponerme la prenda de compresión después de cada baño diario. La prenda de compresión de repente se botó, y ame poner mis dos brazos sobre la almohada. Aprender a dormir sobre mi espalda fue mi mayor reto.

Soy afortunada de no haber tenido ningún problema post-quirúrgico: tomé los antibióticos y anti-inflamatorios que los doctores me recetaron para mantener mi incisión limpia. El día que me iba de México para regresar a casa en Dallas - 2 semanas después de la cirugía - Regresé con el Dr. Alejandro para mi última consulta, obtuve buenas respuestas de mi salud - pero tenía que enviarle fotos de mis brazos a la siguiente semana. Él quería seguir viendo cómo iban quedando. Es tan cuidadoso que no tuve ningún dolor después la cirugía, yo diría ningún cosquilleo de lo que uno se supone que será el dolor mínimo. Tal vez tomé Tylenol dos o tres veces. Las indicaciones fueron no levantar cosas pesadas, no exponerse al sol, y no hacer ejercicio por seis semanas.

Ya son 27 días desde la cirugía y me siento asombrosa. Tengo completa movilidad en ambos brazos, y mi incisión está sanando. Pronto empezaré a aplicar la crema para ayudar a diseminar la cicatriz. Amo lo que veo en el espejo - de hecho uno no puede ver las incisiones cuando mis brazos están normales. ¡El dr. Alejandro supo exactamente dónde ponerlos! Sigo teniendo una inflamación mínima, pero eso también está desapareciendo.

SIMPLEMENTE AMO MIS BRAZOS NUEVOS

P.D. Si usted desea realizarse una braquioplastia, yo recomiendo altamente al dr. Alejandro y la dra. Nashielli. La cirugía y el cuidado post-quirúrgico no pudieron ser mejores. Mi confianza y amor para ellos dos es incondicional. De hecho regresaré el próximo año para mi abdominoplastia... ¡no puedo esperar!

CONTACTO REVEERT